Cosmopolis

En la jerga de las instituciones artísticas contemporáneas y el trabajo cultural, una residencia es más comúnmente entendida como una ocupación temporal en una institución. Un trabajador que traduce y transporta su práctica y sus antecedentes a donde quiera que vaya, haciéndose permeable al contexto, un nodo en diferentes niveles e intensidades de redes temporales. Empujando los límites de la hospitalidad entre la idea de trabajo y arte, un turista profesional.
Consejo útil: Si un guardia de seguridad del aeropuerto pregunta cuál es la naturaleza de su negocio, evite el concepto sofisticado si es un nativo del tercer mundo, ya que se entenderá como un sinónimo de trabajo, para el cual probablemente no tenga permiso. #historiaverdadera

La Escuaela de Garaje Vol. Cosmópolis, confió en el espíritu de la residencia. Diseñar una escuela dentro de una escuela: habitando la infraestructura preexistente del programa discursivo de la Bienal de Cosmópolis. Investigando desde y dentro de ella. Esta idea dependía en gran medida del diálogo con la comunidad de Cosmópolis, los referentes, las discusiones y las experiencias de cada semana, que incluía una temática -nueve en total-, y la participación activa y la interacción con los diferentes invitados, colectivos y sus proyectos. Un enfoque de la experiencia cotidiana de una Bienal orientada al sur global, en la institución Centre Georges Pompidou, que ahora tiene disponible franquicia. 

Un conjunto de dos preguntas fueron formuladas críticamente con respecto al tema correspondiente de cada semana. El proceso de formulación fue inspirado por las lecturas sugeridas del conferenciante de invitados de esa semana. Y en un ejercicio de inteligencia colectiva, se desarrollaron y se estrecharon con parte del equipo de comisarios: un agradecimiento a nuestros homólogos Ellie Buttrose e Ilaria Conti. Pero algo tan simple como hacer una pregunta puede convertirse en un esfuerzo político y burocrático muy complejo. Ya que no es solo un proceso de hacer la pregunta correcta, sino también de quién y cómo puede cuestionar. Finalmente un cuestionamiento de los límites de la hospitalidad dentro de un Museo, una Bienal y una estructura de poder curatorial.

El dispositivo de las preguntas se diseñó de forma tal que se enfrentaran dentro y fuera del Museo, y se tradujeron a tres idiomas, inglés, francés y español, con Post-its y bolígrafos para que cualquiera pudiera publicar su respuesta. Una instrucción muy simple que generó un archivo de y para una comunidad fluctuante. Si las personas leen cuidadosamente las respuestas anteriores antes de dar las suyas, también eligen dónde publicarlas, a veces respondiendo la respuesta de otra persona.

Todos los domingos se celebraba un banquete. Un espacio de conclusión alrededor de la acción compartida de mapeo, clasificación, reproducción y archivo de los Post-its reunidos esa semana. La actividad estaba abierta para cualquiera que quisiera participar. Algunos invitados que conocimos o reunimos esporádicamente en la residencia, fueron invitados a participar también. Como resultado de cada Banquete, todos los Post-its se archivaron en carpetas disponibles para el público, un archivo fuera de línea de archivos y aspiraciones.

PDF